Pesar por fallecimiento de conocido dirigente social de Villarrica

URL CORTA: http://www.redinformativa.cl/portada/?p=72451

Enrique Espinoza Mondaca.

VILLARRICA.- A la edad de 70 años falleció el dirigente social de Molco Alto, Juan Bautista Enrique Espinoza Moncada, afectado por una larga enfermedad.

El conocido vecino dejó de existir en la madrugada de este jueves en el hospital regional de Temuco, después de sufrir un infarto cardiaco. Enrique Espinoza, era casado con Berta Inés Norambuena y en sus 45 años de matrimonio nacieron 2 hijos y 2 nietos.

El extinto vecino, nació en Santiago y se radicó en Villarrica, sector de Molco Alto, hace 10 años. Espinoza fue dirigente sindical de los trabajadores de la empresa Falabella, fundador de la organización local UDOL, ex presidente de la Junta de Vecinos de Molco Alto y director de la Unión Comunal Rural.

Sus restos están siendo velados en la capilla Cristo Rey en Molco y sus exequias se efectuarán este sábado, iniciando un Misa a las 10 horas, en la Iglesia Catedral de Villarrica, luego será llevado a un Crematorio en la ciudad de Temuco.

La dirigenta social Rebeca Rivas dijo “Mi querido amigo Enrique Espinoza, no hay palabras de consuelo, ni forma de explicar este dolor, tuve el privilegio de conocerte y trabajar junto a ti en esta linda labor de dirigente social, luchamos juntos incansables causas”.

Rivas agregó “Hiciste realidad el sueño de tus vecinos de Molco Alto “pavimentaste el camino”, a punta de esfuerzo, gestión, sin sabores y eternas madrugadas para tomar el primer bus a Temuco para asistir a audiencias, nos íbamos de pie casi siempre y en el trayecto lo hacíamos conversando, soñando, planificando; se que tu cariño de hombre sabio fue la de un Padre siempre motivador y esperanzador”, comentó.

Rebeca Rivas, indicó “Hoy 21 de Junio el Señor te ha llamado a su presencia; el día de la renovación de un ciclo, donde todo vuelve a su esencia, al principio de todo”. “Mi dolor es el de muchos dirigentes sociales, amigos y vecinos, hemos perdido a un gran hombre, padre, esposo, dirigente; al sindicalista justo, de tus años de trabajador”.

“Un abrazo al cielo, mi querido amigo y descansa en paz”, dijo la dirigente social Rebeca Rivas.