Confirman pena de 10 años y un día de presidio para autores del delito de incendio de templo evangélico

URL CORTA: http://www.redinformativa.cl/portada/?p=73287

TEMUCO.- La Corte de Apelaciones de Temuco rechazó hoy martes 7 de agosto, los recursos de nulidad presentados por las defensas y confirmó la sentencia que condenó a Pablo Iván y Benito Rubén Trangol Galindo a penas de 10 años y un día de presidio efectivo, como autores del delito de incendio de la iglesia evangélica “Templo del Señor”, ubicada en la comuna de Padre Las Casas.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada, no dio lugar a los recursos deducidos, tras descartar que la sentencia impugnada se dictara con vicios legales.

“(…) que al solicitarse la modificación de presupuesto fácticos, esta última causal que han deducido ambas defensas no puede prosperar al tenor de lo dispuesto en el artículo 385 del Código Procesal Penal, que indica que sólo se puede invalidar la sentencia si la causal de nulidad no se refiere a los hechos y circunstancias que se hubieren dado por probados, y precisamente lo que se ha solicitado es la alteración de aquellos. En razón de lo anteriormente expuesto, esta última causal subsidiaria en la que las defensas han cimentado sus respetivos recursos, también será desatendida”, sostiene el fallo.

Por tanto, concluye que: “SE RECHAZAN los recursos de nulidad promovidos por el abogado doña Patricia Alejandra Cuevas Suárez, por su defendido Pablo Iván Trangol Galindo y los abogados don Pablo Ortega Manosalva y don Cristopher Corvalán Rivera por Benito Rubén Trangol Galindo en contra de la sentencia de fecha veintisiete de abril de dos mil dieciocho, dictada en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco, la que, por ende, no es nula, como tampoco lo es el juicio oral que le sirvió de antecedente”.

El fallo confirmado, dictado el 27 de abril pasado por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco, condenó a los hermanos Pablo Iván y Benito Rubén Trangol Galindo a cumplir las penas de 10 años y un día de presidio efectivo, como autores del delito consumado de incendio. Ilícito perpetrado en junio de 2016, en la localidad de Niágara, comuna de Padre Las Casas.